Réservez dès maintenant 
Date d'entrée      Date de départ
Code des sociétés  
Bookmark and Share

Historia > Bicentenario Independencia de México

Antigua Casa de Comercio y Arriería y casa del Conspirador Don José María Abarca

El señor Lorenzo Pérez de Mendoza, adquirió mediante un remate las casas ubicadas en una de las esquinas al norte de la Plaza Mayor de la Ciudad de Pátzcuaro. Más adelante, esas mismas casas le fueron heredadas a su hijo el Licenciado Diego Pérez de Mendoza, clérigo y presbítero. Al fallecimiento del religioso en 1700 el Capitán Don Francisco García de Valdez, Regidor y Alcalde Ordinario de la Ciudad, compró a la heredera del Clérigo Pérez de Mendoza, siete casas y tiendas que están en la calle del Empedradillo en la Plaza Pública. El precio de aquella operación fue cubierto mediante un convenio en el cual el Regidor, cubriría únicamente, los réditos del importe de seis mil pesos, a la capellanía, así como cinco misas cantadas cada año por tiempo indefinido por las almas de la familia Pérez de Mendoza.

Las casas eran pequeñas y modestas, pero se rentaban a buen precio, pues estaban ubicadas en la parte más comercial de la plaza.

A la muerte del regidor García Valdez, las fincas pasaron a poder de la Capellanía, que durante varios años, sólo se dedicaron a percibir sus rentas. Para el año de 1737, su propietario fue un estudiante de filosofía Francisco Xavier de Ugarte, quien las recibió muy maltratadas y se comprometió a repararlas con el producto del arrendamiento.

Este estudiante llegó a ser presbítero y rentaba las viviendas a muy bajo costo. A la llegada a la capellanía de Miguel de Abarca y Ugarte en 1776, muy joven y aún dependiente de su padre DON MANUEL DE ABARCA Y LEON quien recogió las casas a nombre de la Capellanía.

Las casas estaban en muy malas condiciones y para evitar que se acabaran los frutos de la Capellanía, Don Manuel ofreció reedificar todas las casas con portales, pidiendo a cambio su adjudicación.

En 1777, las casas le fueron entregadas a Don Manuel, pero no en calidad de adjudicación sino como administrador de los bienes del Capellán su hijo. En seguida Don Manuel procedió a demoler las casas de la esquina y en su lugar levantó una Mansión de dos pisos con portales al frente tal y como se ve en estos días y que a partir de entonces sería la morada familiar. El resto de las casas aún se conservan con su aspecto modesto que se pueden apreciar a un costado la Mansión frente a la Plaza Principal.

En el año de 1784, muere Don Manuel, viudo en dos ocasiones, rodeado de sus hijos producto de ambos matrimonios.

La casa, pasó a ser habitada por su hijo José María de Abarca Monasterio, hijo del primero matrimonio, quien en 1798, logró la anhelada adjudicación convirtiéndose en el único propietario.

JOSE MARIA DE ABARCA MONASTERIO nació en la ciudad de Pátzcuaro en el año de 1770 siendo hijo de Don Manuel de Abarca y León, regidor honorario del Ayuntamiento de Pátzcuaro y de la señora María Ana Eduarda de Monasterio, quien murió en 1771. Ese mismo año su padre contrae nupcias con Rosa Izquierdo y fruto de esta unión, nace Miguel casi de la misma edad que José María.

En el año de 1787, conoce al párroco José Antonio Lecuona, nombrado cura propietario de la Parroquia de Pátzcuaro, quien fuera su guía espiritual y político durante esos años de juventud.

En 1792, contrae matrimonio con María Antonieta Salceda, hija del prestigioso Teniente Coronel del Regimiento de Dragones de Pátzcuaro Don José Antonio Salceda. A partir de 1796, Abarca tuvo tratos con personajes importantes de Valladolid, con quien establecería una estrecha amistad que dudaría hasta los días de la Conspiración en 1809; el Licienciado Nicólas Michelena y su hermano Mariano Michelena posteriormente conoció al Capitán José María García Obeso entre otros personajes que figuran como parte de estos personajes de la Conspiración de Valladolid.

A finales de 1797, cuando José María de Abarca desempeñaba el empleo de Regidor Depositario General del Ayuntamiento de Pátzcuaro, aparece otro personaje importante en su vida: José María de Peredo Portaguión del Regimiento de Dragones de Milicias Provinciales de Michoacán.

Mientras que José María se dedicaba a incrementar sus negocios comerciales de diversas índoles; así como ampliar el círculo de sus amistades políticas con acaudalados comerciantes de la Ciudad de Valladolid y la Ciudad de México, mediante compadrazgos con personajes que bautizaban a los descendientes del matrimonio Abarca Salceda que ya para entonces contaba con varios hijos.

El 26 de Julio de 1800 nació su sexta hija Margarita; en esta ocasión fungieron como padrinos su antiguo compadre Don Francisco Menocal y la hermana del intendente de Valladolid, María Josefa Díaz de Ortega, otro importante eslabón en sus relaciones sociales, comerciales y políticas.

La reconstrucción de la familia Abarca Salceda y los vínculos que el matrimonio pudo establecer en poco más de tres lustros nos lleva a hacer algunas consideraciones; ya que lograron mantener el prestigio de la familia y su apellido, fortaleciendo los vínculos de parentesco entre ellos mismos; podríamos pensar que se trataba de una ELITE ENDOGAMICA puesto que sólo emparentaban con miembros de un pequeño círculo y finalmente que esa nobleza, bondad e hidalguía la hacían pública al apadrinar a niños necesitados.

En el año de 1795, José María de Abarca ocupó el cargo de Subdelegado de Ario-Carácuaro y Santa Clara, gracias a la influencia de del Cura y vecinos de aquella Juridicción; así como a la pequeña oligarquía a la que pertenecía.


En el año de 1806 Abarca solicitó la Subdelegación de Pátzcuaro que incluía los pueblos de Erongarícuaro y Cocupao, solcitud que le fue concedida con el apoyo del intendente Felipe Díaz de Ortega, cuyo objeto no era otro que mejorar los ingresos del nuevo subdelegado.

Quizá a mediados de 1808, Abarca comenzó a frecuentar al grupo de Conspiradores de Valladolid, encabezados por Mariano Michelena, quien en “La Relación que Escribió después de la Independencia, sobre lo ocurrido, en Diciembre de 1809 señala: que Abarca asistió a las Reuniones en su calidad de Comisionado por la Ciudad de Pátzcuaro, lo que despertó sospechas entre los Españoles.

En la Ciudad de Pátzcuaro, José María de Abarca fue el contacto entre la Conspiración de Valladolid y los Patriotas patzcuarenses que anhelaban la independencia. Descubiertos sus planes, fue hecho prisionero y dejado en libertad al poco tiempo. En el año de 1810, Don José María de Abarca decide vender sus propiedades en Pátzcuaro y trasladarse a vivir a la Ciudad de México. Murió en 1831 y fue de los pocos conspiradores que logró ver el triunfó de la Independencia.

Entre los años de 1810 y 1830 la Mansión es adquirida por Don Francisco de Antonio de Iturbe y Heriz, quien entrega a su hija Doña Paca como dote a su hija Doña Paca en su matrimonio con Don Francisco de Arriaga y Peralta en el año de 1830.

Los descendientes del matrimonio Arriaga Iturbe hasta la fecha han conservado la Mansión que construyera Don Manuel de Abarca y León en 1777, como muestra de la arquitectura novohispánica que con características muy definidas, contribuyen a la grandeza de la hermosa Plaza Vasco de Quiroga, orgullo de América.





Back

Jueves 31

Julio, 2014

Mostrar Calendario

 Tips


Bookmark and Share
Artesanias de Cobre de Michoacan realizadas en Santa  Clara del Cobre.

La Feria Nacional de Cobre 2014

La Feria Nacional de Cobre 2014 esta por comenzar este 9 de Agosto en Santa Clara del Cobre. Un evento que Muestra la riqueza artesanal de este Pueblo Magico

Leer Mas

© Hotel Mansión Iturbe (Español | English)

Principal | Servicios | Historia | Reseñas | Galería | Ubicación | Atracciones | Contact | Tours | Reservaciones | Nouvelles | Promotions | Plano del Sitio | Contacto | Libro de Visitas


AVISO DE PRIVACIDAD

Portal Morelos 59 Plaza Vasco de Quiroga
Pátzcuaro, Michoacán México 61600
Tel (434) 342 0368 / Fax (434) 342 3627
Fax sin costo desde US & Canada 1866 678 6102
email: recepcion@mansioniturbe.com

Sitio web diseñado por iHotel